domingo, 28 de febrero de 2010

Cumpleaños de la princesa Flor


Hoy día de Andalucía 28 de Febrero, cumpleaños de mi amiga Flor, te conviertes así en parte de mi tierra, al menos para mí y sé que para muchos también.
Hace unos meses llegué a tu blog, y encontré un jardín muy peculiar.

Flores que tenían calor humano, colores de la vida misma, nostalgias y a veces soledades.
Hoy sigo entrando en ese jardín de tu casa, me encanta relajarme entre los tantos significados de tus flores, te conviertes en una guía muy didáctica de jardinería, eres tan generosa Flor.

Quiero que esta tarta sea especial para ti, esas velas las podrás soplar una a una, con mi ayuda, si lo necesitas, sé que tendrás la tuya en tu fabulosa fiesta rodeadas de amigos, donde sé que soplarás otras velas llenas de ilusiones, estás, las que se reflejan en la foto, te invitan a que sean las que alienten tus anhelos, aquellos que a veces atentan contra tu sonrisa, estaré yo mi querida amiga, alevando tus fuerzas.
Cuidaré que nada atente a la "princesa de los Flores", me gusta llamarte princesa porque así te veo, tu generosidad, tu ternura, tu simpatía, tu sencillez te elevaron a este grado de realeza.

Mi querida Flor, te envío desde aquí un feliz cumpleaños con todo mi amor.

Sopla esas velitas, te esperan.



Escúchala, espero que te guste.

viernes, 26 de febrero de 2010

Vengo a tierra




Aliento las fuerzas,
me arrastran las corrientes
a un sinfín de abismos solapados.

Vengo a tierra,
a cambiar unos remos quebrados
sobre escolleras que no vi.
Escolleras que olvidaron defenderse
de los timones libres del corazón.

Vengo a tierra para encontrar otra ancla,
los atraques romos
precipitaron mi voluntad a la deriva.

Vengo a tierra hasta que amaine
el vendaval y ...
..., la picazón de mis cicatrices.



Vengo a tierra a coser mis redes.
Vengo a tierra a que me hagas
de nuevo,
..., a la mar.



El vendaval quema las cicatrices de mi cuerpo.


miércoles, 24 de febrero de 2010

Sobre mi limbo



Sobre un limbo que se inclina
horizontes dorados escondidos cada tarde.

Llegan las estrellas marcando sus grados
para no salir de mi senda.

A través del cristal
imantando ese norte.

Te doy mis nieblas,
mis calles perdidas,
estrellas vanas.

Te doy mi Osa Mayor,
mi Estrella Polar,
la puerta de mi casa.

Te doy todo en mi caja.
Agujas azules que a veces
giran y giran.

Te doy las vueltas de mis pasos.
Te doy los descansos de mi camino.

Distancias recorridas,
caminos por tropezar.

Te doy, ...



Limbo

Es un círculo sobre el que van marcados los grados y en cuyo centro está situada la aguja imantada de una brújula.

martes, 23 de febrero de 2010

Esos secretos de los que me hablas



Eso que guardo en mis silencios, cuando ...
cuando deseas entrar en mi.
Esos lugares habitados en mi soledad ...
soledades que gritaron en mi pasado.
Esos espectros que no fueron un sueño ...
sueños que hoy no tienen realidades.

Esa caja de colores que pintaron coloreadas
las caricias de una manos deseosas de amor.

Emociones que no llegan a mi
si tu mirada no está en mis ojos.
Emociones que no entrego
si mis manos no te sostienen.
Debilidades que no se baten
si tus abrazos no me aprietan.

Quieres escuchar mi alarido salado.
El que congela mis venas,
sólo tenías que escuchar esas conchas...

mis conchas huecas.



A veces solo tenemos que alargar la mano.



" No sé, fue mentira o fue verdad
un encuentro y un encanto
un te quiero pero no,
una risa como un llanto,
y te di la vida mía"

Como dice la canción de Andrea, sólo eso necesitas para que te de todos mis secretos.
Siénteme y daría la vida mía, no me leas mi amor, tócame. No me llames, aprieta mi voz , mira como tiembla al hablarte.
Eso es lo que te separa de mi.



lunes, 22 de febrero de 2010

En mi lugar te amo



Poema18 (Pablo Neruda 20 poemas de amor y una canción desesperada)


(…)

Andan días iguales persiguiéndose.

(…)

Este es mi puerto.

Aquí te amo.

(…)

Algunos saben mi gran admiración por Pablo Neruda, siempre fue mi inspiración.

Los versos siguientes fueron los que me ispiraron su poema 18.



En mi lugar te amo


Me gusta donde el sol, la marea, la brisa salada

es una canción.

Me gusta que se hundan mis pies

en la arena.

Me gusta ver la panza de las gaviotas

bajo el sol.

Me gusta estar salobre.


Eres la nana cantada cuando llega la noche

y sigo en la orilla.


Mis pies te buscan y encuentran las conchas,

en ellas el mar se oye,

tu silencio también.


Me gusta cuando esconden los picos.

Ellas duermen y yo te amo bajo las estrellas.






Sin duda el sencillo lugar de mi recreo.



Como he podido comprobar en la anterior entrada, Miriam Méndez gustó bastante, os dejó otra interpretación de ella. Disfrútenla.

C

Razones de luz


Este faro que lo gobierna el amor.
Eligió no estar a oscuras, mirarte a ti.

Este faro tiene razones
razones que me alejan de la oscuridad.

Este faro quiere vivir en ti
sin que lo encierres en sus propios errores.

Este faro tiene los mismos sueños
y otros sueños por soñar.

Este faro, ese que te mira desde aqui.
Quiere la oscuridad para ver otras luces.

Este faro tiene luz si te asomas a mis ojos,
tienen un mar de emociones.

Este faro es lo que ves.
Un faro más que ilumina y al que iluminan.

Este faro tiembla al tocarte y al perderte.

Vive, alumbrando siempre.

(..)



Las personas somos faros de un mar de emociones logradas y por lograr.



Miriam Méndez, mujer que luchó contra viento y marea, defendió un arte (flamenco) y una pasión el piano. Logró conciliarlos y enamorar a quienes no creyeron en ella.
Disfruten la música.

domingo, 21 de febrero de 2010

Entre fantasmas


El faro fantasma de Great Isaac Cay


Por cercanía al Triángulo de las Bermudas, este faro merece la pena conocer, se deja en la duda su veracidad, pero las imágenes son un tanto espeluznantes.




También hubo en mis faros,
fantasmas que atentaron mi presente.
Hoy quedaron en abismos torcidos,
a una oscuridad que no me pertenece.
También prometieron luces
agujeros negros donde pude precipitarme.

Coronaron mi frente de destellos
y mis pies de abismos negros.
Trepé por mis propios brazos
cargados de amor por mi misma.

Se quedaron con el sonido de nieblas
alejadas de mi camino.
Quedó entre sus ondeantes figuras
mi huella vacía.

Pasé por allí, dejé mi luz, mi ausencia
y mi propia victoria.



En ellos quiero encontrar mi razón para saberme también tuya, te traigo mis victorias y te cuento los fantasmas aquellos, pero no me hagas volver a recoger mis trofeos.




Me parece tan triste, un faro fantasma.

jueves, 18 de febrero de 2010

Lo más bonito


Faro de Cordouan

Dicen el Faro más bonito del mundo. Así, desde arriba, parece una majestuosa fuente de una gran ciudad o de un pueblo con una gran historia.


Llegó con la oscuridad.
Por un túnel cargado de niebla densa.
Me arrastraba entre los lamentos.

Esta vez las embestidas saladas
salían de mi garganta.
Entré en el silbido negro pero salí.

Fuera estaba lo más tierno, la luz.
Luz cegadora de mis tinieblas.

Se quedaron las criaturas calladas
cuando se encendió su mirada.
Destellos en sus pupilas.
Inmensos y pequeños pozos
donde bebí la propia fuerza.

Se abrieron los caminos con tu inmensidad.
Se cargaron mis venas de vida.
Se acomodó la risa en mi boca.
Callaste tu llanto en mis senos.

Guiaste por siempre mi vida.
El faro, mi faro,
el más bonito del mundo.


Gracias por cuidar también de esa luz pequeña y grande a la vez. Ello me da una razón para saber que mi vida anda a tu lado, cuidando de esa mi luz más hermosa.


Sin duda hay faros que proyectan la propia vida.


Mil veces caída

El faro del cabo Santa Maria (Rocha – Uruguay)

La historia de un faro que cayó antes de nacer, a pesar de su necesidad por encontrarse en el Cabo de Santa María (Rocha - Uruguay), lugar donde los naufragios eran lamentables demasiado continuos. Merece la pena leer la historia de este Faro.


Llegaron los destellos intermitentes que ofuscaron el horizonte.
Retentivos de mis propios sueños.
Tentativos de mis miedos.

Por mucho que pude tocar el camino con mis manos.
Mis huellas seguían la senda de mis pupilas.
Pupilas de unos ojos que no se cegaron jamás.

Lugares donde la luz no llega.
Rincón abierto a un abismo sin forma.
También ahí me perdí sin saber dónde iba.

Mil veces caída y levantada.
Rodillas quebradas y embalsamadas.
Aceite caliente que encontré como siempre,
en el perfume de mi alma.

No pendieron otras almas del vaivén agotador.
Telonera mi propia soledad de mis desatinos.

Mil veces mis manos construyeron el asidero.
Lugar donde mi sonrisa recupera su amplitud.

Mil veces grité a mi mundo sin espectadores.
Con el único aplauso de mis manos amorosas.

Mil veces prometió la vida hacerme caer.

Una vez tan sólo prometí no rendirme.


También hay faros que caen, pero ...,
siguen alumbrando.







Quiero dar las gracias especialmente a Motivaciones en azul, por descubrirme la triste historia de este faro, historia también de superación y de fuerza
también.


La música va para mi amiga Flor, desde su tierra hoy, los acordes acompañan estos camin
os.

martes, 16 de febrero de 2010

Pies de roca




Sigue ahí mi norte, sin caer en el olvido de un naufragio.
Mis sacudidas sostienen la propia victoria.
Se calla el rugir de unas olas para escuchar mi canción de cuna.

Escúchame, mírame,...

Cargaré sobre mis pies en la tierra.
Andaré entre mis propios silencios.
Arrancaré de la sordera mi propia carcajada infantil.
Aguantaré atada a mis propias entrañas.
Sacaré el ímpetu de mis caderas femeninas.
Haré de mi susurro el himno de mi alegría.
Me perdonaré caer para volver a caer.

Ahora mi amor, cierra los ojos, ...

Cantaré una nana para dormir a mis ángeles caídos.
Desplegaré mi bandera al viento.
Gritaré a la vida una y otra vez.
Sostendré tras la tormenta de sal mi corona laureada.

No existe infierno que me condene, mientras Dios me de vida.


Razón de mi vida, construir más fuerte mi propia atalaya de luz.
(..)


Los faros mas embestidos a veces son los más necesarios.



Merece la pena pinchar el link para conocer la historia de este faro, a mi me fascinó.

La epopeya de construir un faro sobre la Roca de Fastnet

El primer intento de construir a mediados del siglo XIX un faro sobre Fastnet Rock acabó en fracaso. Durante los fuertes temporales del Atlántico, las olas hacían tambalearse la torre de hierro para terror de los guardafaros. Quedaba claro que en el mejor de los casos el faro necesitaba unos arreglos y en el peor, tal vez, se tuviera que construir uno totalmente nuevo.


En las puertas del infierno



Delante de mi condena con los manos abiertas, soltando aquello que te daña.

A veces te encuentro al otro lado de la puerta, haciendo de mi, un alma en pena por siempre.
A veces estás con la luz mostrando el presente que yo hice para ti.

Huyo de tus voces y de tus afirmaciones prendidas en un estridente de dolor.
Quiero alejarme de los trozos de mi pasado que recompones, veo en ellos mi juventud perdida y me duele.
Quiero saberte lejos, quiero alejarme del mundanal infierno de mis ecos.

A veces al otro lado de mis tinieblas también estás tú, habitando ese faro que contempla mi pasado, mis rencores.
También iluminando el camino a mis sueños.

En esta luz tienes la razón que me une a ti aún cuando estoy perdida, estás en mi verdad, eres mi verdad, mi espejo y las propias arrugas del alma.
(..)

En los abismos viven todos los trozos quebrados de mi vida. Reflejan el sol.

La música va por mi hija, que me canta esta canción cambiando Maria por Lolilla. Entonces no tengo más remedio que comérmela a besos.

domingo, 14 de febrero de 2010

Feliz Día ...Del Amor


Esta subida, es la subida a un faro, cada peldaño parece elevarme al borde de un abismo, tu mirada, me asomo ...



Me envuelves en tu remolino de luces, subes y bajas en mis propios momentos, le pones nombre, sonido. Me revuelcas entre tus propias emociones, salgo buscando la luz, ...



Sé que puedo encontrarte al cerrar mis ojos, enciendes mi ceguera escéptica parlante de amor, melodía de la noche, entre las luces de mis faros.


Una razón más para saber que mis días se suceden a tu lado, me encontraste el amor.



Tras las olas, los faros aparecen como gigantes de luz.

viernes, 12 de febrero de 2010

Entre la niebla


En los días de niebla, los faros emiten una señal acústica en su labor cuidadora, de aquellos que penden de una dirección que no les haga zozobrar.

En mi vida, en algunos momentos estuve sin poder ver hacia donde iba la deriva de mis días. Aprendí a sentarme y esperar a que esa niebla pasara porque mis sentidos estaban saturados de tantas señales.

A veces ahora la niebla me trae esa razón para saber que mis días se aferran a tus días.

Cuando los momentos se amotinan, las verdades parecen arañar una razón que nos desvía la mirada del camino. Cuando la niebla llega a nuestros momentos. Mi corazón emite la señal más amarga y lastímera que pueda emitir, como fiera encarcelada en su propio silencio sin saber que tú, mi norte andas perdido en mi propia deriva. No temo a la noche, ni a mi ceguera emocional, temo a unas tinieblas que me pierden de ti, me alejan de ti.
Seguiré desde mi roca, eterna erosión de mis propios minutos, esperando tu luz.


No se pierden los faros en la niebla.

jueves, 11 de febrero de 2010

Reflejos de vida



Días buscando el reflejo de unos deseos apretados en mis puños cerrados. Parecen proteger los anhelos donde se aletargan mis propios sentimientos. Desean retener la permanencia vital de mi ser.

Reflejo enganchado a la luz de unos faros que arrojan su luz cada noche. Traen mis miedos salados con la forma de tus manos, paciente modelado lleno de amor que acuna mi cansancio.

Me miro en esos tragaluces del amanecer. Los faros torcidos al abismo descansan, me miro en el reflejo precipitado del apagón de la mañana, arrebatador momento de mis momentos.

Me miro, me miro y te veo a ti.


Mi amor querido, precursor de mi pasión y de mi ternura.

Salpicas mi pasado, los pones a secar sobre rocas desgastadas por el tiempo. Un nuevo reflejo sobre mi propia escollera. Estás ahí, me sumerjo en ti.

(..)



El reflejo naufragado de un faro en el mar, se salva cada noche.


Con Bach es más fácil expresar mi vitalidad cuando estás en mi.

martes, 9 de febrero de 2010

Y te elevas como lo hacen los faros.



Luces que se mueven sobre palmatorias de deseo.

Ropas que de la piel al suelo,

son gemido aural de la noche.


Fuera la madrugada callada.

Expectante con los ojos del universo

sin pestañear.


Mi cuerpo huele a cueva,

gruta de tesoros para ti.

Te llegará el deseo vestido

con mi propia ternura.


Temblará tu pulso como lo hacen las estrellas,

estrellas que observan,

que cuidan, que temen

por si la luna huyera con sus mareas.


Olas crecientes de tu propio pedestal

donde me harás tu diosa.


Buscarán caminos, estelas…

deslizándote hacía el norte mi gemido.


Voz que sale de mí, encarnando

a tu paciente y tremendo momento.


Instante donde cabalgas hacia mí,

mi altar ya no existe, ni mi trono,

tu espada, tu conquista

y tu propio desarme ante mí.



(..)



Luces


Razones.

Te quedaste a la espera de ver la realidad de mi existencia. Esperaste la calma para mirarte en mi mirada.
No te asustó la embestida de mis propias mareas, mareas que traían toda clase de mástiles rotos.



Razones.

Cuando se fueron los azarosos brazos salados, llegaste cuando se iba el sol, por si el mundo arrebataba la luz del pedestal erguido.



Razones.

Fuiste la luz que iluminó mi centinela del ocaso, mis ausencias. Sin tocar , sin gritar, sin irrumpir enamoraste mis días y mis noches, eras esa otra luz cargada de ilusiones.



Razones.

Te llenabas de mi felicidad, mi felicidad, espejo escondido de mi alma, quebraste esos cristales ocultos, me ofrecías tus pupilas para mirarme, miré en ti, vivieron mis propios sueños.




Razones, mi amor, para estar a tu lado toda mi existencia.

Ahora te elevas sobre mi, llegan las tormentas de pasión, cubres mi ser con la sal de tu maravilloso descaro lujurioso. Sacudes mis noches de atormentados crujidos. Somo luz en la noche.


(..)


Tantas razones para seguir iluminando.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails